Físicos haciendo Medicina: Augustin Fresnel

¿Qué relación tienen la Carmen de Bizet, la diplopía, las TV de pantalla plana, las hemianopsias, los faros, la presbicia y la energía solar? Adivinaréis que la respuesta está en el personaje del título: Augustin-Jean Fresnel, físico óptico e ingeniero francés, nacido en Broglie –Normandía– en 1788 y fallecido en la flor de la edad, en 1827 cerca de París.

Fresnel hizo importantes aportes a la física de la luz y la mecánica óptica, algunos de los cuales tienen buen aprovechamiento en la oftalmología moderna. Los oftalmos solemos pronunciar mal su apellido, colocando la tónica en la primera ‘e’ cuando lo correcto es que recaiga en la segunda sílaba y que la ‘s’ apenas se pronuncie. Estos errores en la prosodia gálica los tenemos con otros insignes franceses como Tenon o Descemet.

Develo la primera incógnita de la pregunta introductoria: el apellido materno del amigo Augustin era Mérimée. Resulta que Fresnel era primo de Prosper Mérimée (1803-1870), el autor del celebérrimo novelín Carmen (1845), sucesivamente transformado en montón de adaptaciones de teatro, cine y televisión, pero sobre todo esta apología de la violencia machista fue inmortalizada por Georges Bizet (1838-1875) en su ópera Carmen.

Curiosité: Prosper Mérimée mantuvo una borrascosa relación con la andrógina intelectual romántica George Sand pocos años antes de que ésta se emparejara con el no menos andrógino Frédéric Chopin.

A la luz por Napoleón

Augustin Fresnel

Retrato de Fresnel (1788-1827). Vía Smithsonian Libraries.

Augustin fue un niño zoquete, uno de esos críos con dificultad de aprendizaje que parecen destinados a no servir para nada pero que de mayores sorprenden por su genialidad (como le pasó a Einstein).

Se formó como ingeniero y trabajó haciendo puentes hasta 1814, cuando fue destituido por Napoleón debido a sus inclinaciones borbónicas. Aprovechó su excedencia forzosa para ponerse a estudiar la luz y diversos fenómenos ópticos.

Sus trabajos repotenciaron la teoría ondulatoria de la luz tras más de un siglo de hegemonía de la teoría corpuscular newtoniana (en este post se trata de ello en extenso). Las observaciones de Fresnel sobre la difracción, la luz polarizada y las interferencias se explicaban mejor mediante un modelo de ondas de luz. Junto a su colega François Arago –quien llegó a primer ministro francés– enunció las leyes de la interferencia de luz polarizada y también algunos fenómenos de aberración óptica.

La lente de Fresnel

Este artilugio es el que más fama le ha dado a su autor, especialmente en óptica, optometría y oftalmología. Fresnel buscaba una solución al problema de iluminación de los faros costeros, pues se quería mejorar la direccionalidad y alcance de la luz emitida en ellos. Desde la antigüedad lo más que se había logrado era poner un espejo cóncavo detrás de la fuente de luz; después se añadió una lente convexa por delante (lente + espejo: sistema catadióptrico), pero el tamaño de las lentes necesarias hacían poco viable el invento.

Geometría y usos de las lentes de Fresnel. Vídeo elaborado por la editorial científica Kekulé.

Fresnel sabía que la refracción de la luz dependía del ángulo de incidencia respecto a la superficie de la lente y no del grosor de la misma, así que fragmentó la superficie de la lente y la adaptó en forma de una lente compuesta escalonada muy plana; así evitó los problemas de grosor, peso y aberraciones propios de las lentes gigantes y gordas. En este link se puede leer su artículo original.

Con la colaboración de Arago se hizo un ensayo público sobre el mismo Arco del Triunfo de París y, tras su éxito, se instaló la primera lente de Fresnel en el faro de Cordouan en la La Gironde, en 1823.

Lente de faro

Lámpara y enorme lente de Fresnel del faro de la Isla de Seguin, Maine, USA. Foto vía pjmorse, flick.com.

La lente de Fresnel tenía antecedentes nobiliarios, pues tanto el conde de Buffon como el marqués de Condorcet, ambos ilustradísimos eruditos del s.XVIII, habían diseñado artilugios parecidos con otros fines. El invento de Fresnel se popularizó en la construcción de faros y otros sistemas de iluminación, pero sus aplicaciones son bastante extensas, como veremos.

Fresnel en la Oftalmología

Hay defectos refractivos demasiado grandes para ser solventados con gafas llevaderas, que requerirían artilugios incluso más allá de las lentes tipo cenicero o culo de botella. Ello es especialmente álgido en las lentes prismáticas necesarias para corregir desviaciones oculares y apañar la diplopía, pues la base de un prisma puede ser bastante ancha.

Hay diversos trucos para reducir el grosor de los prismas, como repartir el total de dioptrías entre los dos ojos, usar lentes de alto índice de refracción o con retallado digital. Sin embargo, ante casos de diplopía de reciente aparición puede ser útil algún tipo de prisma temporal, económico y fácil de readaptar si cambia el ángulo de desviación: allí es donde entran los prismas de Fresnel.

El principio de Fresnel se aplica tanto a lentes esféricas como cilíndricas o prismáticas. Los prismas de Fresnel se moldean en una lámina de plástico fino y flexible que se adhiere a una gafa común. Así el paciente puede aliviar su visión doble durante la primera fase, hasta que haya resolución o estabilidad de la desviación, en cuyo caso se sustituye el prisma adhesivo por una lente de montura que incluya la corrección prismática.

El problema del prisma tipo Fresnel es que sus múltiples líneas paralelas estorban en la nitidez de la imagen. Los prismas adhesivos se comercializan desde 1970 y la marca más prodigada es Press-OnTM, comercializada por la compañía 3M.

Hillary Clinton lente de Fresnel

Hillary Clinton, aparte de alta miope, sufrió una trombosis de seno transverso en diciembre de 2012. Como consecuencia tuvo una paresia del VI nervio craneal y uso temporalmente un prisma Press-On en su ojo izquierdo, como vemos en esta foto (vía heraldo.es). Nótese la simetría del reflejo corneal de Hirshberg gracias al prisma.

Otro uso que se ha buscado a los prismas adhesivos es mejorar la percepción campimétrica en personas con hemianopsias homónimas, donde un daño neurológico en la vía óptica hace desaparecer la misma mitad –derecha o izquierda– del campo visual en los dos ojos. La aplicación de bandas prismáticas parciales sobre las gafas ayuda a desplazar la imagen de los objetos del campo afectado para que caigan dentro del campo funcionante.

Fresnel hemianopsia

Bandas prismáticas tipo Fresnel de 40 DP para mejorar el campo visual temporal en una persona afectada de hemianopsia homónima izquierda. El resultado no es una maravilla, pero puede ser una buena ayuda. Bowers AR et al. Arch Ophthalmol. 2008;126:657 (acceso libre).

La derivación más importante de las lentes de Fresnel está en el mundo de las lentes intraoculares multifocales. Este tipo de lente intraocular (LIO) intenta suplir el mecanismo enfoque a distintas distancias que se pierde con la presbicia y que una LIO monofocal clásica no resuelve tras operar las cataratas.

LIO trifocal

LIO trifocal difractiva colocada en el saco cristaliniano. Es claro el diseño fresneliano de estas lentes. Vía Ophthalmology Times.

El modelo básico de una LIO difractiva multifocal consiste en una serie de lentes anulares concéntricas, según Fresnel, pero la altura y ancho de cada escalón se va reduciendo hacia la periferia de la LIO; es lo que se llama lente apodizada. Otros modelos alternan escalones más altos con otros más bajos para así tener varios puntos focales. El enfoque de objetos según la distancia depende del punto focal donde caiga su imagen, pero también de la iluminación y el tamaño pupilar.

puntos focales LIO multifocal

Formación de dos puntos focales (flechas blancas) al pasar un haz láser por una LIO multifocal difractiva. Vía domedics.ch.

Otras aplicaciones de las lentes de Fresnel

Hay lentes de éstas en cosas tan banales como esas lupas planas tipo tarjeta pero también en diversos cacharros con componentes ópticos, como reflectores para iluminación teatral o proyectores de diapositivas, transparencias y cine. Los faros de los coches siguen aplicando el principio de Fresnel y ello se reconoce en las líneas de las lunas que cubren sus bombillas.

A mediados de los años 90 comenzaron a venderse televisores con pantalla plana. La “necesidad” de tener pantallas de TV cada vez más grandes chocaba contra la limitación de longitud del tubo catódico. Una primera aproximación a la TV plana fue el modelo de televisor con retroproyección, donde la imagen se generaba en lámparas a relativa poca distancia de la pantalla, la cual estaba tapizada por una lente plana de Fresnel encargada de “enderezar” la líneas de proyección y colimar la imagen hacia la posición del televidente. Este tipo de TV aún tenía forma de cajón, pero significativamente menos profundo que las viejas teles catódicas.

rear projection TV

Televisor “pantalla plana” de retroproyección, el último grito tecnológico de hace 15 años. Éste lo venden de segunda mano por 200$, por si a alguno le interesa.

La reducción de precios de las TV de plasma y LCD, verdaderamente planas y con mejor imagen, sacaron del mercado las TV fresnélicas en los primeros años 2000. Actualmente mandan las teles LED y aquella primigenia pantalla convexa que usamos tantas décadas se ha ido hundiendo hasta las modernas TV de pantalla cóncava que envuelven visual y posesivamente al espectador.

Video que muestra el poder incendiario de una pantalla de Fresnel sacada de una TV de “rear projection”.

El poder focalizador de luz de un panel tipo Fresnel, plano y liviano, lo hace candidato para aprovechamiento de la energía solar. Un rayo solar concentrado así puede alcanzar una temperatura altísima. También se ha usado el sistema en cocinas solares para domingueros ecológicos.

Augustin Fresnel falleció con apenas 39 añitos, de tuberculosis, esa romántica enfermedad que se cepilló a tantas celebrities del s.XIX. Está enterrado en el cementerio parisino de Père-Lachaise, donde también yacen otros personajes de este cuento: su compi Arago, Georges Bizet y Chopin, el famoso tuberculoso que compartió mujer con el primo de Fresnel. Otro enterrado aquí es el profeta homeópata Samuel Hahnemann, en la división 19; es bueno saberlo por si os entran ganas de mear mientras visitáis el cementerio.

Adenda: siguiendo las observaciones de la Dra. Alicia Galán, señalada estrabóloga y próxima autora de la Editorial Kekulé, aclaro que el prisma no endereza el ojo en caso de estrabismo (como puede parecer en la parte final del video anterior), sino que “tuerce la luz” para que la imagen caiga en la fóvea del ojo desviado. Aquí un esquema:

prisma en estrabismo

Efecto de un prisma en la corrección de la visión doble en caso de desviación ocular.

En este ejemplo el ojo izquierdo está desviado hacia adentro (endotropia) por lo que la imagen del objeto observado cae fuera del punto de fijación foveal y se produce doble imagen. Si se coloca un prisma, sea convencional o fresneliano, la refracción del prisma desvía la imagen para que se centre en la fóvea y desaparezca la diplopía. Recordad que un prisma desvía el rayo de luz hacia su base.

“Ceterum censeo Podemus esse delenda”

 

Electra y el amor paterno

Hace tres años publiqué un post sobre las implicaciones médicas de la historia de Edipo de Tebas: el archiconocido complejo de Edipo de la mitología freudiana y el menos conocido edipismo o autoenucleación ocular que ocurre en algún psicótico. Ese día amenacé con dedicar una entrada a la contraparte paternofilial del Edipo, conocido como complejo de Electra, y hoy cumplo mi amenaza.

El mito clásico de Electra

El relato de Electra no se relaciona con el de Edipo. Este último pertenece al ciclo tebano mientras el primero es un ramal del enorme ciclo troyano. Alguno hay con poca cultura clásica que piensa que Electra fue la hija que cuidó de Edipo, y de allí el nombre del otro complejo freudiano, pero nada menos cierto. La abnegada hija de Edipo era Antígona, ejemplo del cuidado paterno pero sin oscuridades libidinosas.

Electra (Ἠλέκτρα) fue, ni más ni menos, la hija de Agamenón y Clitemnestra, sobrina por tanto de Menelao y Helena, hermana de Orestes, Ifigenia y Crisótemis. Una familia disfuncional donde las haya –¡ay!, si hubiesen existido las “constelaciones familiares” entonces…

Electra, apegada a su padre, el Rey de Micenas, tuvo que separarse de él cuando éste partió a la cabeza de la coalición aquea contra Troya. Durante ese penoso decenio Electra tuvo que sufrir cómo la pajarraca de Clitemnestra se amancebaba con Egisto, primo de Agamenón y un trepa de cuidado.

En descargo de Clitemnestra hay que considerar que fue desposada forzosamente con Agamenón después de que éste matara a su primer marido, Tántalo, y los hijos habidos con él (no confundir a este Tántalo con el otro más famoso, condenado a eterna sed y rodeado de agua que no podía beber, cosa que en oftalmología da nombre al ojo seco tantálico, es decir, aquel que está seco pero a la vez llora). También Agamenón entregó a Ifigenia, hija de ambos, como víctima propiciatoria antes de la partida a Troya, cosa que no pudo perdonar Clitemnestra.

Agamenón volvió victorioso tras la toma de Troya, pero la alegría de Electra fue breve. La terrible dupla Egisto-Clitemnestra aprovechó mientras el rey se relajaba en un baño para abrirle la cabeza como un coco. Electra logró salvar a su hermano pequeño, Orestes, de las manos de Egisto y expatriarlo a escondidas a un reino vecino donde fue criado por amigos de Agamenón. A partir de entonces el odio de Electra hacia su madre fue irrefrenable. Fue apartada de la corte y relegada a vivir pobremente entre las criadas.

muerte de Agamenón

Asesinato de Agamenón. Cuando el rey salió del baño se puso un albornoz que le acercó Clitemnestra, pero en realidad era una red para atraparlo. En esta crátera ática del 460 a.C. (Museum of Fine Arts, Boston) vemos a Agamenón envuelto en la red y a Egisto dispuesto a matarlo, detrás de Egisto está Clitemnestra con un hacha en la mano derecha y tras el rey su hija Electra espantada. Las otras dos mujeres podrían ser Crisótemis y la cautiva Casandra.

Electra y Orestes

Electra, Orestes y Pílades ante la tumba de Agamenón. Cuando Orestes vuelve de incógnito a Micenas y va a rendir ofrendas a su padre se reencuentra con su hermana a la que no veía desde su huida años atrás. (Cerámica del s.IV a.C., Louvre).

Durante los siguientes siete años Electra conspiró contra los usurpadores del trono hasta lograr el retorno de su hermano Orestes, ya adulto, quien cobró venganza con las vidas de los conjurados, incluyendo a su propia madre.

Tras el matricidio Orestes se volvió loco y huyó perseguido por las Erinias (alegoría del remordimiento), vagando por variados territorios hasta que al final fue sometido a juicio ante un jurado popular y absuelto por mayoría simple.

Electra acompañó y cuidó de su hermano desquiciado y al final se casó con el compañero de crianza y mejor amigo de Orestes, Pílades, con quien tuvo dos hijos y parece que vivió en paz, cosa rara en la mitología griega.

El relato de Orestes y Electra ha inspirado montones de versiones desde la Grecia clásica hasta los tiempos modernos. Obviamente los tres grandes trágicos, Esquilo, Sófocles y Eurípides dedicaron múltiples obras a estos personajes.

También han sido pasto de los libretistas de ópera. Electra es un personaje secundario de la ópera Idomeneo re di Creta, uno de los primeros éxitos teatrales de Mozart; aquí Electra aparece refugiada en la corte de Idomeneno tras huir de Micenas debido al matricidio y sirve de excusa para un triángulo junto a Idamante, hijo del rey, e Ilia, una cautiva troyana. Aun siendo secundaria, el personaje de Electra canta las dos arias más intensas y famosas de esta obra (aquí, 1 y 2).

Pero la mejor adaptación operística, sin lugar a dudas, es la Elektra de Richard Strauss (1909), con un sangrante libreto de von Hofmannsthal basado en la Electra de Sófocles. Una obra oscurísima, mentalmente extenuante por su intensidad, a pesar de no ser muy extensa, y con una música revuelvetripas perfecta para la ocasión.

Händel, Taneyev y Theodorakis también compusieron sobre estos personajes.

Orestes y Clitemnestra

Orestes a punto de asesinar a su madre Clitemnestra, seguido probablemente por Electra y Pílades. Cerámica ática, museo del Louvre.

Electra y la electricidad

Ciertamente el malhumorado, irritable y empecinadamente vengativo personaje de Electra echaba chispas, pero no viene de allí la relación con el mundo eléctrico. En griego, electro/electron (ήλεκτρον) significaba brillante o emisor de chispas, por ello se llamaba así a la lustrosa aleación de oro y plata (como la que cubría el piramidión de las pirámides de Giza) y en especial se refería a la resina del ámbar, la cual al ser frotada con piel se cargaba eléctricamente y emitía algún chispazo, además de atraer vellos y pelusas, como había observado Tales de Mileto.

Así que si Electra hubiese sido un invento del moderno Hollywood se habría llamado Amber, nombre más propio de actriz porno o pilingui de Las Vegas que de la hija del mismísimo rey de reyes argivo.

El término actual de electricidad fue introducido en 1600 por el médico inglés William Gilbert (1544-1603) en su obra De Magnete. A la medicina no parece que Gilbert contribuyera mucho, pero fue el primer estudioso serio de los fenómenos eléctricos y magnéticos, aunque sin saber que se trataban de la misma fuerza. Gilbert experimentó sobre la electricidad estática, la electrificación por frotamiento e inventó el primer electroscopio. También estudió los imanes, la imantación y se aventuró a proclamar que el planeta tenía un enorme campo magnético. Ya se encargarían después Faraday y Maxwell de dar forma y matemática al electromagnetismo.

El mito psicoanalítico de Electra

Freud planteó su complejo de Edipo en 1910 y posteriormente lo desarrolló en su obra “Tótem y tabú”. En 1912 su colaborador Carl Jung sugirió en su “Ensayo de exposición de la teoría psicoanalítica” llamar complejo de Electra a la contraparte niña-padre del Edipo freudiano.

Se supone que este complejo aparece durante la fase fálica (3 a 5 años, o poco más) junto al “complejo de castración” y la “envidia del falo”. La niña migra su objeto erótico de la madre hacia el padre y desea suplantar a su madre como posesora del amor sexual paterno. Esto es lo que concluyeron las borboteantes mentes freudianas de la típica respuesta “me casaré con mi papá” que da cualquier niña de 4 años.

Mirándolo bien, el nombre del complejo cojea un poco, pues se centra en el deseo de eliminación de la madre, pero Electra ansiaba destruir a la madre por venganza del honor paterno, no por una inclinación incestuosa hacia Agamenón que no figura en ninguna versión del mito. Pasa igual con Edipo, que si bien mató al padre y se empotró a su madre fue sin saberlo y sin quererlo.

Relatos antiguos e incestuosos hay un buen puñado. Sin ir muy lejos el mismo Egisto causante de los males de Electra fue producto de un violento incesto, pues su madre Pelopia era hija de su padre Tiestes, quien la violó para tener un hijo que, según el puto oráculo de turno, se cobraría las cuentas pendientes con su hermano Atreo –padre de Agamenón y Menelao, vaya pastel familiar, ni los Carmona-Heredia-Cortés se lo montan así.

Otro ejemplo, ahora bíblico, la historia de Lot y sus hijas. Lot fue el sobrino de Abraham que se salvó del cataclismo de Sodoma; conocido es que durante su huida Lot perdió a su esposa –la famosa estatua de sal– y se refugió en una cueva a vivir como troglodita con sus dos hijas. Éstas, carentes de varón que las preñase, decidieron inducirle sendos palimpsestos alcohólicos a su anciano padre (a saber de dónde sacaban tanto vino) y aprovechar su embriaguez para embarazarse de él. La mayor lo hizo una noche y la menor a la siguiente.

Ambas parieron, una a Moab y otra a Amón, patronímicos legendarios de los moabitas y amonitas; estos pueblos fueron rivales de los israelitas y ya se sabe que la tradición hebrea gustaba dar orígenes deleznables a sus vecinos, como el bastardo Ismael del que descienden los musulmanes, los edomitas descendientes del que cambió su herencia por un plato de lentejas o los dos pueblos mencionados, de origen incestuoso.

El hecho más pasmante de la historia de Lot es cómo demonios puede un señor anciano y borracho hasta las trancas cumplir como un Ron Jeremy supermachote repetidamente. O el buen hombre era un portento de la virilidad o bien sus chicas conocían el arte del óxido nítrico en los cuerpos cavernosos.

“Ceterum censeo Podemus esse delenda”

Antonio Valsalva, el inventor del pujo

En esta época tan amante de estadísticas intrascendentes vale la pena recordar efemérides como ésta: los 350 años del nacimiento de Antonio Maria Valsalva, cumplidos en junio de este 2016. Los especialistas de ORL, en especial los otólogos, deben llevarle flores el día del padre a tan insigne médico y anatomista boloñés. Sin embargo, actualmente quizás sea más prodigado en el gremio cardiológico.

El nombre del Valsalva está inmortalizado en la “maniobra de Valsalva”, un ejercicio tan cotidiano que lo aplicamos al mear, peer, defecar, toser o destaparnos los oídos. La maniobra consiste en una espiración forzada contra una vía aérea ocluida, o dicho más sencillo, pujar.

Antonio Pini, alias Valsalva

Valsalva

Antonio Maria Valsalva (1666-1723), retrato de la galería de profesores de la Universidad de Bolonia.

Nació Antonio Maria en Imola, cerca de Bolonia, el 17 de junio de 1666 y falleció por un AVC a los 56 años, el 2 de febrero de 1723 en Bolonia. El apellido de la familia era Pini, pero su padre Pompeo, joyero acomodado, incorporó el topónimo de una posesión familiar de Valsalva.

Se formó en la Universidad de Bolonia, auténtico olimpo de la Medicina de los siglos XVII y XVIII. Considérese que Valsalva fue discípulo de Malpighi, profesor de Morgagni y sucesor de cátedra de Arancio, ahí es na. Si visitáis la sede histórica de la Facultad de Medicina de Bolonia veréis una galería de retratos de sus profesores que es un compendio de la eponimia anatómica.

Sabemos su historia clínica gracias a su amigo y padawan Morgagni, quien presenció en directo un ataque isquémico transitorio en su maestro, manifestado por disartria de pocas horas. Ambos, paciente-profesor y médico-alumno, disertaron conjuntamente sobre qué territorio vascular estaba afectado. También sabemos que Valsalva padeció anosmia, cosa irónica en un investigador de ORL, y que dos años después de su AIT sufrió un ictus masivo que lo dejó en el sitio.

El oído de Valsalva

Su obra más famosa fue De Aure Humana Tractatus, texto fundacional de la anatomía del aparato auditivo. Allí Valsalva da una visión moderna de su estructura y función, incluyendo la división en oído externo, medio e interno. De hecho, los seis capítulos del tratado están divididos en dos para cada división del oído, uno para anatomía y otro para fisiología.

portada valsalva

Portada de las obras de Valsalva editadas póstumamente por su sucesor Morgagni en 1741 (izquierda), que incluye  “De Aure Humana Tractatus”, cuya portada vemos a la derecha.

Describe allí el papel de la cadena de osículos en la audición, el fluido del oído interno, las celdas mastoideas y la función de la trompa de Eustaquio en la igualación de presiones aéreas entre nasofaringe y oído medio. Aquí es donde demostró el efecto sobre el tímpano de sonarse con la nariz tapada, la famosa maniobra que detallaremos más adelante.

texto valsalva

En el capítulo V del tratado Valsalva describe la comunicación aérea entre oído medio y nasofaringe y las implicaciones otológicas de su maniobra

de aure humana

Una de las hermosas ilustraciones originales del “De Aure Humana Tractatus”.

Nota: fue Valsalva quien bautizó la tuba auditiva como tuba eustachiana, en honor a Bartolomeo Eustachio (1513-1574) quien ya había descrito detalladamente el órgano. La inmensa mayoría de los epónimos en Medicina y otras ciencias son puestos a posteriori por autores subsiguientes y no por el propio descubridor/inventor. Ese es el modo lógico, ético, bonito y deseable de tener un epónimo: como un homenaje en reconocimiento de la labor realizada. Por el contrario, que un autor se auto atribuya el epónimo es una muestra de auténtico egocentrismo y vanidad. La cosa es pasable cuando un inventor pone su nombre a una máquina o procedimiento, pero no es de recibo cuando es un descubrimiento, sea de una estructura anatómica, una biomolécula, un microrganismo, signo o enfermedad. Un ejemplo reciente que me escuece en el dartos: el oftalmólogo Harminder Dua describió un plano de clivaje en el estroma corneal profundo, justo sobre la membrana de Descemet; pudo llamar a esa capa simplemente pre-Descemet, pero no, con sus dos pelotas y el turbante lo publicó en el Ophthalmology como capa de Dua. Se habría terminado llamando así seguramente, pero apropiarse para sí de una estructura anatómica (o “artefacto”, en este caso) revela una vanidad exasperante.

Otras contribuciones de Valsalva

El segundo epónimo más conocido es el de los senos de Valsalva, unas dilataciones bulbosas en el nacimiento de la aorta ascendente, en relación con las valvas de la válvula aórtica y punto de nacimiento de las arterias coronarias.

Las tenias de Valsalva son esas tres cintas longitudinales que recorren todo el colon (en el recto son dos). Volviendo al oído, la apertura del receso epitimpánico mastoideo se llama antro de Valsalva y también llevan su nombre los tres ligamentos que sujetan la oreja al hueso temporal y un musculillo del trago.

En el campo clínico, Antonio Maria describió cómo la hemiplejía era contralateral al lado del traumatismo craneoencefálico, comentó la otosclerosis y abogó por un cambio de paradigma más humanitario en el tratamiento psiquiátrico. Reportó la disfagia secundaria a fractura o luxación del hueso hioides, conocida como diafagia valsalviana.

“La Maniobra”

Como dijimos, Valsalva comentó la utilidad de pujar con la nariz tapada para comprobar la permeabilidad tubárica, igualar presiones y también para detectar perforaciones timpánicas. Obviamente lo de pujar no es idea de Antoñito, lo hemos hecho siempre los mamíferos, pues desde el mismo parto hasta las emunciones fecales o soplarse los mocos, todo lleva un Valsalva por medio. Las implicaciones fisiológicas de la maniobra tienen largo alcance.

La maniobra de Valsalva tiene dos componentes: un aumento de presión tóraco-abdominal y una vía aérea cerrada. El aumento de presión corre a cargo de los músculos espiratorios: rectos abdominales, oblicuos mayor y menor del abdomen e intercostales internos. Su contracción presiona el contenido abdominal, desplaza el diafragma hacia arriba y transmite la presión a los pulmones para expulsar el aire.

La vía aérea puede ocluirse en dos niveles: en la glotis, por cierre de las cuerdas vocales, o por arriba de la glotis, mediante boca y nariz cerradas. Las implicaciones en cada caso difieren, pues en el cierre glótico no se afecta la presión tubárico-timpánica.

Lo más importante es el efecto de ese aumento de presión tóraco-abdominal en el sistema cardiovascular. Estos fenómenos se han dividido en cuatro fases:

  • (I) Inicio: el súbito aumento de presión en el tórax eleva brevemente la tensión arterial por compresión aórtica.
  • (II) Continuación: la presión intratorácica mantenida reduce el retorno venoso a través de las venas cavas y aumenta la presión venosa periférica. Al haber menor retorno sanguíneo la tensión arterial va reduciendo progresivamente y ocurre una taquicardia refleja leve.
  • (III) Relajación: el brusco cese de la presión torácica provoca una entrada brusca de sangre en el lecho vascular pulmonar acompañado de un pico de descenso en la presión arterial.
  • (IV) Recuperación: el retorno de la sangre venosa retenida en periferia eleva notoriamente la tensión arterial, que se normaliza en minutos. En esta fase hay un aumento del tono vagal.
fisiología valsalva

Cambios fisiológicos inducidos por la maniobra de Valsalva. El aumento de presión dentro del tronco se transmite hacia la periferia en forma de aumento de presión venosa cefálica y presión intracraneal, protrusión de hernias y dilataciones venosas. Los cambios cardiovasculares se dividen en cuatro fases, según se muestra.

Importancia cardiológica: desde que hay a mano ecocardiogramas ya muchos detalles de la rica y exquisita semiología cardiovascular, incluidos los relativos al efecto del Valsalva, han perdido relevancia, pero la maniobra modifica diversos ruidos cardíacos: en la fase II se reducen los soplos sistólicos aórtico o pulmonar y se apagan 3º y 4º ruidos; en la fase III aumentan los soplos de cavidades derechas y en IV aumentan diversos tipos de soplos por el aumento del gasto.

Lo más útil e importante es que un Valsalva puede, a través de su efecto vagal, detener una taquicardia supraventricular. Un buen pujido frena el ritmo de un corazón desbocado (se entiende, empero, el enfado de un paciente arrítmico al que su médico le dijo que se fuera a cagar).

Importancia extra-cardiológica: la maniobra es extensamente empleada en la exploración clínica de diversas áreas. La hiperpresión abdominal favorece la salida de cosas por los agujeros; por ello es útil en la exploración de hernias abdominales, incontinencia, colpoceles u otros prolapsos pélvicos. El aumento de presión venosa periférica ingurgita lesiones vasculares como varices, malformaciones vasculares o angiomas cavernosos, además de hemorroides y varicoceles.

En oftalmología –barro para casa– esta maniobra pone en evidencia varices orbitarias y comunicaciones anómalas entre órbita y senos paranasales. La presión venosa yugular se transmite hasta la órbita y el ojo, y eventualmente puede reventar delicados capilares retinianos. El resultado es una hemorragia macular o subhialoidea, a veces bilateral.

El peligro de la maniobra de Valsalva que ejercemos a diario en el lavabo es que puede, en desgraciados casos, desencadenar una circunstancia fatal. Puede inducir un síncope vagal en un defecador con delicado sistema cardiovascular, o puede contribuir a la rotura de una malformación arteriovenosa o de un aneurisma cerebral, bien por la hiperpresión venosa de la fase II o por el pico tensional de la fase IV. Más de uno –incluyendo a un profesor mío de la Facultad– ha sido encontrado fiambre sentado en la taza, víctima de una probable muerte por Valsalva.

Quizás las dos semiologías más complejas y apasionantes son la cardiovascular y la neurológica. Recuerdo los dos buenos libros con los que estudié la cardíaca: “Semiología y orientación diagnóstica de las enfermedades cardiovasculares” de Caíno-Sánchez y la inmejorable “Exploración clínica del corazón” de Pedro Zarco (1929-2003).

“Ceterum censeo Podemus esse delenda”

Ilustraciones sobre Esclerosis Múltiple

Aprovecho estos días ociosos de agosto para publicar cositas de mi porfolio de trabajos. Recupero un proyecto de abril-mayo de 2015 consistente en ilustrar un libro de divulgación para pacientes sobre esclerosis múltiple.

El libro está escrito por los doctores Óscar Fernández, Victoria Fernández y Miguel Guerrero, del Hospital Universitario Regional de Málaga y del Virgen de la Victoria, también de Málaga, lo editó Línea de Comunicación –con quienes he tenido múltiples colaboraciones– bajo el patrocinio de la Fundación Merck. Es la reelaboración de una obra previa de los mismos autores, actualizada en su contenido y con toda la iconografía renovada. Aquí se puede leer la nota de la presentación a la prensa.

El libro está destinado a enfermos de esclerosis múltiple y a sus familiares. Está escrito a partir de preguntas frecuentes que pueden tener los pacientes y sus respectivas respuestas. Incluye secciones sobre los mecanismos de la enfermedad, síntomas, diagnóstico y tratamiento, seguido de otras secciones dedicadas a aspectos de la vida cotidiana: embarazo, actividad física, dolores, alteraciones psicológicas, rehabilitación, etc.

El proyecto consistió de 37 láminas, es decir, todas las imágenes con la excepción de la portada y las fotos de apertura de capítulos.

Una parte de las ilustraciones son de tipo infográfico y abordan los contenidos más médicos: el sistema nervioso central, fisiopatología, tipos de tratamiento, etc.

sistema nervioso central

Estructura del sistema nervioso central

neuritis óptica

Síntomas de la neuritis óptica

Otras figuras son de tipo “ilustrativo”. Representan escenas de la vida cotidiana de personas con EM, actos médicos y pruebas a las que son sometidos estos pacientes.

PEV

Neurofisiología en la EM

medicación EM

Opciones de terapia oral en la EM

En mi porfolio personal, manuelromera.com, podéis ver unos cuantos ejemplos más. Y si os interesa el libro completo, está disponible en PDF en la web de la Fundación Merck.

Este tipo de libros divulgativos es interesante para pacientes con enfermedades crónicas que condicionan buena parte de la vida diaria; ayuda a aclarar muchos aspectos de la enfermedad, a resolver dudas y quitar miedos.

NOTA: está a punto de salir el manual “Cómo hacer presentaciones en Ciencia y Medicina”, escrito por este servidor y publicado por la Editorial Científica Kekulé. Pendientes, que este manual va a ser una cosa muy útiles para todos los que hagan presentaciones en congresos, simposios y universidades.

“Ceterum censeo Podemus esse delenda”

Trucos para PowerPoint: complementos de Office

Las aplicaciones de la suite Microsoft Office tienen la posibilidad de añadir complementos (add-ins o plugins) desarrollados por terceros para cumplir funciones específicas o aumentar algunas capacidades de los programas originales.

Los complementos se manejan desde la pestaña “Insertar” del programa de Office, en la que aparecen los iconos “Mis complementos” y “Tienda”, donde se muestran y descargan los add-ins disponibles. Hay complementos genéricos para cualquier aplicación del Office, mientras que otros son específicos; así, para Word abundan las herramientas de traducción, diccionario o consultas web, para Excel las herramientas de cálculo y para PowerPoint los complementos gráficos y de interactividad.

Cómo conseguir los complementos

El modo más directo es dentro de la propia aplicación, como ya indicamos, a través del icono de “Tienda” de la pestaña “Insertar”, que abre una ventana con el catálogo de complementos. Lo mismo puede hacerse desde la web de la Tienda Office. La mayoría de estos complementos son gratuitos, pero otros son de pago o tienen versiones premium previa cuota. En la página de soporte de Office también ofrecen ayuda sobre la descarga y gestión de los complementos.

tienda complementos office

Interfaz de la Tienda de Complementos de Office dentro de PowerPoint, en la pestaña del menú “Insertar”. En “Mis complementos” se administran los add-ins descargados.

Otros plugins se pueden localizar directamente en las webs de sus desarrolladores e instalarse dentro de Office, gratiñán o paganini. En estos casos hay que tener las precauciones propias de cualquier descarga de software en cuanto a virus y malware.

Ejemplos de complementos para PowerPoint

Aquí solamente quiero mostrar algunos complementos para dar idea del tema; los complementos van cambiando, aparecen y desaparecen con el tiempo, además de funcionar mejor o peor según la versión de Office y el sistema operativo empleado.

Quizás los más útiles sean los add-ins que permiten incrustar marcos con contenido HTML5 o scripts para integrar con contenido online.

Visor Web es un complemento propio de Microsoft para colocar una ventana de navegación donde se muestra una página web completamente funcional.

Visor Web

Visor Web, complemento que permite ver páginas web y navegar por ellas desde una presentación.

Web Video Player permite incrustar videos desde YouTube o Vimeo para reproducirlos en una presentación sin necesidad de tenerlos dentro de la misma; eso sí, es obligado tener acceso a internet durante la presentación.

Web Video Player

El complemento Web Video Player sirve para proyectar un video de YouTube o Vimeo directamente desde internet sin salir de la presentación.

Hay diversas aplicaciones para hacer encuestas o votaciones durante una presentación, algunas pensadas para usuario único (por ejemplo como autoevaluación en una presentación interactiva de uso privado), otras para que vote un auditorio en tiempo real. Entre las primeras están los cuestionarios de MS Office, y entre las segundas los add-ins de Poll Everywhere, Live Survey o Ficus.io.

complemento de Poll Everywhere

El complemento de Poll Everywhere para PowerPoint sirve para realizar votaciones sobre preguntas planteadas al público, quien vota a través de sus móviles, por mensaje o por navegador.

Finalmente comento herramientas para introducir elementos gráficos, sean símbolos y caracteres especiales, fotografías (Shutterstock, Pexels, Pickit, con las limitaciones típicas de estos bancos de imágenes) o gráficos y mapas.

Problemas con los complementos

Los inconvenientes son los esperables en el universo Microsoft: incompatibilidad según sistema operativo y versión del Office, fallos de funcionamiento en algún caso, abundancia de complementos mierders como bibliotecas de emoticonos y clip-art

Alguna aplicación, aun siendo gratuita, cobra por bajar contenido o por ampliar capacidades. Otras necesitan tener cuenta de usuario en la web del desarrollador.

Pues eso, de vez en cuando vale la pena echar un ojo por la tienda de complementos a ver si hay algo de utilidad para nuestras presentaciones.

“Ceterum censeo Podemus esse delenda”

¡Basta ya de tonterías! Es la anticivilización (parte II)

Continúo con el desahogo de la bilis que me genera el ascenso de los más mediocres, congregados en Podemos y su agrupaciones lameculísticas. En la primera parte comenté cuatro patrones que se repiten cada vez que triunfa la anticivilización: el demagogo antisocial, la masa obediente, el movimiento populista y los grupos y acciones radicales que violentan el equilibrio social. Todos estos patrones tienen reflejo en la situación actual española.

Yo conozco bien este proceso, como todo venezolano de bien, por haber pasado por tan desagradable trago. No en vano han sido venezolanos emigrados los primeros en manifestarse en contra del esperpento populista podemita cuando aún no apuntaban nada en el panorama electoral.

Venezuela como campo de entrenamiento

Da un inmenso dolor ver cómo tu país se pudre en la barbarie más mezquina, más salvaje, más arbitraria y ciega. Una ruina en todo sentido que es responsabilidad del chavismo; antes de ellos el país ya era un desastre, pero era un país, ahora es un estercolero al borde del estallido y sin sin solución en el horizonte, aun desapareciendo el régimen.

Da un dolor iracundo ver que unos malditos que pusieron sus granitos en la “regolusión bolivaeriana” y sacaron pingüe provecho de ello, se erijan en epítomes de la democracia y la justicia social en España. ¡Malditos mil veces! Es una banda destructora, sin respeto por los demás, sin capacidad para proponer soluciones factibles pero con un poder para derruir y provocar caos, ya que su motor no es el bien común (ni siquiera el propio) sino el odio, el rencor y el revanchismo que han bebido de su catecismo.

Todavía no se sabe del todo la profundidad de la implicación de los malditos de CEPS en el desarrollo de la tiranía chavista ni cuánto ha sido el beneficio que han sacado –o sacan– de la destrucción de Venezuela. Tarde o temprano se aclarará.

Se puede inferir que la pandilla infame creadora de Podemos usó mi país como un campo de entrenamiento, como una prueba piloto de sus armas de destrucción social. No fueron allí a aprender, sino a enseñar: cómo restringir la libertad de medios, cómo manejar a los disidentes, cómo adoctrinar a la turba, cómo usar las fuerzas de represión (¡qué buenas son cuando son ellos quienes las comandan!) para inducir miedo, cómo usar a los propios círculos vecinales para controlar a pie de calle a la población.

Del agusanado régimen castrista también aprendió el chavismo todo esto, y además aprendió la administración del hambre: quien ocupa su tiempo en lograr el mínimo avituallamiento para que subsista su familia no puede perder horas en actividad política ni en maniobrar contra el tirano. Así que el racionamiento, además de consecuencia inevitable de un sistema ineficaz, es un medio de control de masas. Pero hasta eso se les ha ido de las manos a los mandriles chavistas, animales irracionales como son, incapaces de hacer nada con tino.

Y a cambio de contribuir con la eutanasia nacional, los malhechores de Podemos recibieron una millonada del régimen. Dinero de la gente que no tiene alimentos ni medicinas ni seguridad ni futuro. Dinero producto de la mayor corrupción de Latinoamérica, de un narco-Estado que nutre guerrillas fuera de sus fronteras y emboliza su ideario a otros lugares. El émbolo séptico que nos tocó aquí se llama Podemos, Iglesias, Errejón, Verstrynge, Monedero…

Vano es el intento de esta gentuza por desvincularse de su papel en Venezuela y de su afecto por la causa nociva del chavismo. Youtube es un auténtico libro de historia y allí se encuentra valiosa documentación del pasado de la pandilla. Náusea infinita ver al enclenque Iglesias lagrimeando por la memoria del psicópata Hugo, oír al niño maligno Íñigo adoctrinando a la turba roja. Soportar a toda esta hez hablando de mí país como si en algo les importara, aguantar que esa bolsa de mierda ignorante a la que llaman “Kichi” niegue miserablemente el sufrimiento diario que mi familia afronta en Venezuela.

Vano, digo, es que estos malhechores simulen moderación, porque sus palabras y gestos están ahí. También el psicópata Chávez fingió moderación en 1998, cuando aspiraba a la presidencia. Ahí están los videos de la época donde el infame gorila se va por la tangente al ser preguntado sobre Cuba y Castro. Toda esa moderación se fue al carajo cuando los destructores chavistas coparon las instituciones. Cuba se hizo el referente y la miseria el credo.

Ya advertí en otro post del triste paralelismo en la historia reciente de España y Venezuela. Quizás de no haber el gallinero electoral de este añito que llevamos no se oiría tanto de Venezuela en los medios españoles. De no tener en casa la amenaza de los hispanochavistas importarían mucho menos las calamidades que allá acontecen. Pero si ello sirve para frenar el ascenso de la anticivilización pues al menos que valga la moraleja.

El problema de la educación y la universidad

Sumamente inquietante es el origen de este proceso basurístico: la Universidad. Atormenta ver el apoyo de estudiantes a una causa falsaria, cómo acuden henchidos de ilusión a escuchar las bobadas de los líderes morados. La juventud es fogosa, idealista, busca utopías y, como toda masa, es proclive a atender aquello que quiere oír. Todos queremos cambiar el mundo, pero hay que hacerlo para bien y con seso.

Que los núcleos educativos sean nido de movimientos de esta calaña es signo de lo que pasa cuando no se hacen las cosas bien durante mucho tiempo. Un sistema donde se relaja la exigencia académica y cualquier intento por elevarla es visto como un ataque a la libertad educativa; donde no se aprende una perspectiva del mundo y de la historia, sino solo contenidos tabulados en un programa, si acaso.

Una universidad tarada de endogamia, de enchufismo y de politiqueo de comadres, donde se puede medrar sin mostrar méritos, donde incluso se llega a “cátedro” con un bagaje de poca monta y se califica cum laude a casi cualquier tesis –¡hasta la de la monja Forcades, sobre medicina alternativa!

Entiendo la universidad como templo del conocimiento, no del activismo radical, pero parece que esto forme parte del pensum de muchos centros (no solo en España, por supuesto). ¿Es bueno que los campus universitarios estén pintarrajeados y empapelados de consignas políticas extremistas? Incluso una facultad médica como la del Hospital Clínic de Barcelona, enclavada dentro del hospital y ajena al campus suele tener su venerable vestíbulo empapelado con proclamas. Las universidades lo permiten en pro de la tolerancia y la libertad de expresión, pero como siempre, ello es aprovechado por quienes no toleran ni respetan la libertad individual. De allí provienen todos estos lumbreras.

Un líder intelectualmente nulo

Con mucha frecuencia se tilda al narciso antisocial de Iglesias de persona inteligente, preparada, con gran dominio de la elocuencia y del uso de los medios. Incluso sus detractores alaban estas características en él. Yo opino lo contrario: ese señor es un absoluto ignorante, un mediocre sin paliativos, un producto de esa universidad superficial que antes denuncié. Este movimiento asume una pseudointelectualidad mal entendida, una incultura bañada de pose.

Bastaría aquel día que vomitó aquello de que Newton descubrió la Relatividad para haberlo devuelto a primaria. Aquello no fue un lapsus, fue una muestra de prístina ignorancia emitida con el mismo aplomo con el que este demagogo dice todas sus bobadas, como si fueran verdad evangélica; allí mostró que no sabe nada sobre nada, que todo lo quiere llevar a su concepción aberrante de la política. “A los liberales les gusta Newton”, ¡vete a hacer puñetas, imbécil!

Cada vez que este nulo cita a algún autor serio o un hecho histórico mete la pata, todo lo tergiversa, todo lo quiere amoldar a su catecismo. Un catecismo limitado y sectario que bebió desde niño, inculcado por familia materna y paterna. Y este bruto es profesor universitario, cuánto más no ha llegado a candidato presidencial, si para ello hace falta mucho menos currículo.

Este tipo es un saltimbanqui, un payaso, un trilero, sólo maneja la concepción del espectáculo, como lo demostró en las Cortes y cada vez que sale por TV (o sea, constantemente). Explota su personalidad histriónico-narcisista para hacer de vedette.

Y sus correligionarios, más de lo mismo, una sarta de ignorantes, de síndromes de Dunning-Kruger, gente que ha vivido sin verdaderas carencias materiales pero sí intelectuales, desde las contorneadas cejitas del viperino Errejón, la pijotera Bescansa o la absolutamente nula Colau, extremo de la inutilidad y el vacío. Y paro de nombrar porque no tengo ondansetrón a mano.

No es de extrañar que un buen cacho del “mundo de la cultura” apoye con fervor y firmas a estos payasos. Hay una borrosa línea entre la cultura y el espectáculo; en lo personal no creo que una caterva de actorzuelos entretenedores, subvencionistas, saltimbanquis como su líder, deban considerarse representantes de la Cultura, como mucho son espectáculo, y con frecuencia poco edificante.

Agradecimientos a todos los responsables

A este extremo no se llega por mala suerte, sino que es producto de mucho tiempo y mucha gente haciendo las cosas mal. Paso a darles mis más efusivos agradecimientos.

En primer lugar a los partidos que han monopolizado la democracia española desde la Transición. Gracias por haber administrado mal, por haber puesto vuestros chiringos por delante del bien común, por haberos hecho insoportables para le gente decente. Mil gracias por haber engañado, estafado, malversado, robado a dos manos. Un millón de gracias por crear un sistema educativo que premia la mediocridad y un sistema fiscal que penaliza el trabajo, un estado que subvenciona en vez de invertir. Si todo el mal fuera para vosotros ya estaría bien que los ultras populistas os defenestraran, pero las consecuencias de esto son para todos nosotros.

Gracias al sistema universitario por servir de vivero a esta ralea, por no tener toda la seriedad que tan egregia institución requiere, por ser patio de comadres y por vivir encapsulada.

Gracias a las Administraciones del Estado, incluyendo la judicial, por ser tan buenecitas con la gentuza que pervierte el orden. Que okupas, cuperos, antisistemas violentos, anarquistas y demás prosélitos del porro y la litrona campen a placer en nuestras ciudades es por simple dejación en aplicar la ley. La administración está para proteger a quienes trabajamos para pagarnos nuestros gastos.

Gracias a los que se niegan a aceptar que la Guerra Civil Española terminó hace 77 años y la dictadura franquista hace 40. No se puede caminar con la cabeza totalmente vuelta atrás sin tropezar repetidamente. Comprendo a la perfección la abominación que suscita el recuerdo franquista en quienes fueron jodidos por aquello, porque es lo mismo que me pasa a mí con el chavismo. El fantasma de una restauración franquista aquí es insignificante, imposible, pero muchos jóvenes que siquiera vivieron el régimen han comprado el erróneo discurso de una Arcadia republicana donde todos eran libres y felices.

Agradecimiento muy especial a los medios de comunicación por mantener en perpetua antena a estos gañanes, por servirles de megáfono pues, sea para apoyarlos o criticarlos, constantemente se habla de ellos. Algunos medios incluso están formalmente entregados a la paranoia podemita. Muevo la sopa y sale a flote alguien de Podemos, estoy harto. Incluso hasta yo he dejado que se infiltren en este pobre blog, que debería centrarse en cosas de Ciencia y de ilustración.

“Que no, tranquilo, aquí no va a pasar nada”

Frase de muchos amigos optimistas y cándidos. Sinceramente me parece que no valoran la magnitud del problema. Cuando algo parece tan desorbitado e irreal cuesta verlo como una factible amenaza. ¿Es creíble que estos civilizados pueblos europeos de tan larga civilización se enfrasquen en una carnicería de odio ciego? Y sin embargo pasó en la Segunda Guerra, y antes en la Gran Guerra y antes cuando Napoleón y así hasta donde llega la vista. Eso tan descabellado pasó aquí.

En Venezuela muchos decían lo mismo, “no, aquí no puede haber comunismo”, y de inmediato hubo invasión institucional cubana, expropiaciones, censura de medios… Superaron todas las expectativas de desastre.

No os confiéis de esta gentuza. “No, aquí no podrán hacer lo que dicen, estarán controlados”, pues os digo que esta gente es como la maleza que si anida en una grieta, crece y va abriendo la grieta cada vez más. Si alcanzan una masa crítica darán muchos problemas. “No, que la gente no es tonta”, pues parece que uno de cada cuatro votantes apenas tiene luces para votarles a estos.

¿A quién puede votar un simpatizante de izquierdas que no desee a esta banda? Pues entre los partidos que se han entregado al hocico del depredador, como la extinta Izquierda Unida, y los que aceptan a Podemos como un interlocutor válido y hasta cogobiernan en múltiples sitios, son pocas las opciones, si es que hay. Los trileros de Podemos no pueden ser interlocutores en nada, no tienen cabida en la civilización, están en otra liga donde el sentido común y el respeto no existen. Quizás sea por deformación profesional, pero yo no me pongo a dialogar con una infección o un tumor: les doy tratamiento.

Votad a quien os dé la gana, a lo que os salga del terciopelo vulvo-escrotal, aunque sobre la mesa estén los de las tramas de corrupción, los de los sobres, los que llevaron a España al borde del rescate, los niños del IBEX y poco más. Lamentablemente cualquier cosa es preferible a la anticivilización hispanochavista.

En fin, seré yo un mierda triste apátrida y me tocará de nuevo buscar otro sitio, huyendo de quienes no dejan a la gente normal vivir en paz. No quiero ver cómo reducen esto a escombros y comercian con la chatarra.

Adenda 27/6/2016
Suerte hubo de que no se cumpliera el catastrófico escenario predicho por las encuestas, pero la basura sigue allí, con sus mismos escaños, esos 71 bichos que la cánida encargada de Podemos Andalucía tuiteó ufanamente como “escaños del pueblo”; debe ser que quienes no les votamos no pertenecemos al género humano, a lo mejor ni somos seres vivos según su cortedad mental. Curiosas matemáticas las que permiten a los malditos conservar sus diputados a pesar de perder más de 1,2 millones de votos (enhorabuena a los votantes arrepentidos), mientras los otros dos partidos, con menor pérdida de votos, sí dejaron escaños por el camino.

¿Será que los demás partidos tomarán el recado y harán las cosas con un poco más de cordura? ¿Trabajarán más por el bien común? Difícil que ese recreo de parvularios madure, pero a ver…

La amenaza hispanochavista sigue allí y seguirá dando por el ojete sin tregua. Insistiré en usar la machacona frase de Catón el Censor pero cambiando Cartago por Podemos, pidiendo su desaparición absoluta. A Catón le funcionó, así que “ceterum censeo Podemus esse delenda”, cojones.

 

¡Basta ya de tonterías! Es la anticivilización (parte I)

“No puedo sufrir el dolor de un diente y que la lengua no vaya a él”
Giraut de Bornelh
Trobador occitano, s.XII

 

Estoy harto y lleno de ira, estoy hasta lo que vienen siendo los mismísimos cojonazos. Tengo la albugínea inflamada, el dartos hecho virutas y el cremáster deshilachado. Me asombra, me indigna, me marea que en estas Españas de tan larga historia tenga semejante auge un movimiento de mediocres como el de Podemos y demás despojos satélites.

Muy mal se han estado haciendo las cosas en estas décadas y muy desorientado debe estar un buen cacho de la sociedad para que ese proceso de limitados intelectuales apunte tan alto. Y no se trata de hacer propaganda de miedo y de que “viene el lobo”, porque el lobo ya es conocido, ha demostrado su poca lucidez al frente de importantes ayuntamientos, ha hecho las performances más infames y payasas en esos 111 días de esperpento de la pasajera legislatura sin gobierno.

Pero no hacía falta que mostraran su peligro y ausencia de inteligencia, pues quien se presente esgrimiendo las ideas rancias, caducas, malolientes y demostradamente deletéreas que defiende esta sarta de limitados ya da suficiente evidencia de la amenaza que representan para la gente normal, que no milita, que quiere trabajar y vivir en paz.

Advertencia: en lo que aquí digo no vale la falacia de que quien abomina algo es porque apoya la opción opuesta (como si por ser anti-Barça uno automáticamente es un merengón impenitente, o viceversa), pues puede no estarse de acuerdo con ninguna de las opciones disponibles. El mundillo político me parece demasiado cochino.

El reconocimiento de patrones

Una de las características neuropsíquicas más destacables del ser humano es su capacidad para reconocer patrones; es una habilidad que ha ayudado a la supervivencia de la especie al facilitar la toma de decisiones basadas en experiencia previa, a adelantarse a una contingencia y evitar males o a seleccionar aliados dentro del grupo. La Historia está llena de patrones que se repiten, procesos que cambian de protagonistas y atuendos pero que en el fondo siguen los mismos pasos y tienen similares consecuencias. Pero la falta de conocimiento y de perspectiva histórica en la gente le restringe para reconocer un patrón conocido que se repite ante sus narices.

En Medicina decimos que no se puede diagnosticar lo que no se conoce. Igualmente, el desconocimiento de la Historia no deja ver que esa banda de facinerosos que venden nueva política y progreso se respalda en un nefasto corpus ideológico centrado en destruir, violentar, execrar y que ha sido responsable de mucha infelicidad y desgracia. La anticivilización.

Populismo, totalitarismo y tiranía

El primer patrón histórico es el de los movimientos populares conducidos por demagogos que invariablemente acaban en desastre y/o tiranía. Veamos a brochazos muy gordos unos pocos ejemplos.

Una primera aproximación la vemos en el fin de la República romana, cuando tras décadas de enfrentamiento, los optimates (representantes de la élite adinerada) son barridos por los populares (adinerados, pero “defensores” del pueblo), los sucesores de César iniciaron las dinastías imperiales absolutistas donde nadie rechistaba y la gente tenía “pan y circo”.

La madre de todas las revoluciones, la Revolución francesa, auténtico movimiento proletario que puso patas arriba el sistema y demostró lo que ocurre cuando el poder político se rige por rencor y revancha: escabechina y régimen del Terror. La revolución se comió a sí misma y acabó en Napoleón, emperador responsable de 13 años de guerra paneuropea.

La Revolución bolchevique de 1917 es la inspiración de todos los movimientos de izquierda hasta la actualidad. La “dictadura del proletariado” inevitablemente pasó a ser dictadura a secas con purgas permanentes contra cualquiera que osara levantar el cogote. También unos cuantos millones de víctimas. Otros tantos movimientos populares acabaron en régimen totalitario en China, Camboya, Corea, Vietnam o en ese forúnculo enquistado en América que es Cuba.

No todos los populismos son de izquierda, pues el más catastrófico surgió del populismo nacional-socialista alemán. Estos perfeccionaron las herramientas de influencia de masas y control de medios que les permitió hacer sus enormes hijoputadas con aplauso colectivo.

populismo-totalitatrismo-tiranía

Proceso inevitable por el que un movimiento populista capitaneado por un demagogo pasa a un totalitarismo que excluye y persigue a los que no pertenecen al grupo, y finalmente se dedica a gobernar sólo para la cúpula de poder.

Los ejemplos más recientes son los populismos de la más baja estofa que han proliferado en América Latina, iniciados por un psicótico Chávez en Venezuela y replicados en otros países de la zona. Han seguido a la perfección el manual:

  • Dentro de una crisis institucional y económica surge un gran demagogo que administra el descontento, pero sobre todo los intensos resentimientos y deseos de revancha de los sectores populares.
  • El demagogo y sus adláteres tienen un pasado turbio. Han participado en situaciones francamente antidemocráticas, sea intentonas golpistas, manifestaciones violentas, etc., que después se venden como parte de la épica revolucionaria. Han hecho alarde de su desprecio por la democracia y el respeto a los demás.
  • El demagogo aglutina una sarta de partiditos minoritarios y movimientos sociales (“mareas y confluencias” se podría decir) que lo ayudan a alcanzar poder político mediante cauces constitucionales. Esa miscelánea de partidos será después devorada por el gran partido del demagogo.
  • Una vez en posición de mando dinamitan las instituciones desde dentro. Niegan cualquier posibilidad de consenso con los representantes del “antiguo Estado”. La democracia es la que ellos dicen y la que les conviene.
  • Los demagogos institucionalizados se apoyan en mamporreros vecinales, sindicales o estudiantiles constituidos en “círculos” para hacer trabajo sucio: reventar plenos, reventar actos de gente que opina diferente, reventar cabezas si hace falta. Posteriormente esos “círculos” resultarán útiles en labores de delación y mando directo a pie de calle. Actualmente existe la versión de hostigamiento por redes sociales.
  • Cualquier revés del “proceso” se justifica por los enemigos internos y externos que en realidad atacan al Pueblo encarnado en el demagogo. Cualquier acción de dudosa corrección o legalidad de un miembro del “proceso” tiene explicación y amparo.
  • Cuando inevitablemente sobreviene la ruina y la protesta general, el “proceso” evade cualquier mecanismo legal que pueda usarse en su contra y actúa con total prevaricación para aferrarse al poder o morir matando. Ya se sabe que ninguno de estos Reichs ha durado mil años.

Podéis marcar en esta lista las cosas que han ido haciendo los pedos con barbita de Podemos; seguro serán muchos los checks.

La psicopatía del líder

En psiquiatría se ha discutido mucho sobre los perfiles de personalidad de los líderes políticos a lo largo de la Historia. Hay de todo, desde arribistas sibilinos hasta esquizofrénicos de camisa de fuerza. Pero un perfil repetido con demasiada frecuencia es el del trastorno antisocial.

Mira por donde el alfeñique cifótico de Iglesias muestra numerosos rasgos de los trastornos de personalidad del Grupo B según el DSM-5, es decir, personalidad antisocial, histriónica y narcisista. Obviamente esto no es un diagnóstico, pues ni soy psiquiatra ni espero jamás tener una entrevista con semejante espécimen. Veamos algunos rasgos escogidos de estos tipos de personalidades según los manuales psiquiátricos:

Rasgos antisociales:

  • Dificultad de adaptarse a las normas establecidas, el antisocial se crea su propio código de valores y ello lo lleva a “cabalgar contradicciones” frecuentemente, bordeando la línea de la legalidad cuando no saltándola abiertamente.
  • Irrespeto por los derechos de los demás y falta de remordimiento ante el daño que pueda hacer a otros, pues ello encuentra justificación en su código personal de conducta y en los beneficios que obtiene.
  • Deshonestidad, mentir repetidamente, esconderse bajo alias, estafar a otros por beneficio o placer.
  • Irritabilidad, agresividad, irresponsabilidad. En el perfil antisocial es frecuente el abuso de sustancias y se encuentra en un elevado porcentaje de población carcelaria.

Rasgos histriónicos:

  • Necesita ser el centro de atención. La relación con otros está marcada por comportamiento seductor o provocador.
  • Expresión emocional superficial y cambiante.
  • Usa su aspecto físico para llamar la atención y desmarcarse del resto.
  • Forma de hablar subjetiva y carente de matices.
  • Autodramatización y teatralidad exagerada.

Rasgos narcisistas:

  • Grandioso sentido de autoimportancia, fantasías de éxito ilimitado.
  • Cree que es especial, exige admiración, es pretencioso y espera cumplimiento rápido de sus expectativas.
  • Interpersonalmente explotador, usa a los demás para su beneficio.
  • Carece de empatía y de identificación sincera hacia los demás.
  • Con frecuencia es envidioso o se cree víctima de envidias.
  • Actitudes arrogantes o soberbias.

Os será fácil reconocer muchos de estos rasgos en gente a la que le gusta mandar, sean líderes históricos o actuales. Sin ir más lejos, Donald Trump o Putin –¿alguien imagina un mundo encabezado por estos dos?–, el dueño de corea del Norte, Berlusconi o Chávez. Pero no solo corresponde a grandes estrategas de la política, sino que tales rasgos están en jefes de empresa, encargados de una sección, dirigentes vecinales y hasta en el mierdecilla de la coleta.

Este espécimen concreto transmite un claro aplanamiento afectivo y una inquietante ausencia de humor que no invitan a pensar nada bueno. Siempre me ha llamado la atención al ver documentales de la Alemania nazi cómo es casi imposible ver una grabación previa a su acceso a la Cancillería donde se vea a Hitler sonriendo; posteriormente si hay momentos donde mostraba su cretina sonrisa, como cuando acariciaba su pastor alemán. Algo así se aprecia en Pablete, pues desde que en mala hora saltó a los medios nacionales y fundó partido mantuvo el ceño fruncido, el rictus serio, como si cargara el sufrimiento de la Humanidad sobre sus mesiánicas espaldas. Hasta que no pisó la alfombra del Congreso no vimos todo el esplendor de su macabra sonrisa de dentadura yonquioide, y sus “bromas” basadas en lanzar ofensas y perolas de estiércol dialéctico.

La gente escucha lo que quiere oír

Para que se cumpla la ecuación según la cual el personaje con el segundo patrón descrito (el demagogo antisocial y narcisista) establece el evento histórico definido por el primer patrón (el movimiento popular que acaba en tiranía), hace falta un tercer elemento: la masa de población obediente. Este es un patrón persistente, estudiado por la sociología y la psicología de masas.

No hay líder sin un grupo humano que le siga y cumpla sus órdenes. Ningún movimiento histórico, sea nacional, militar, político, religioso, incluso deportivo, puede concebirse sin una masa humana que lo apoye, sin individuos que limiten su pensamiento crítico personal en pro del pensamiento del grupo, el cual está determinado por los cabecillas y, en última instancia, por el líder.

Para que surja el seguimiento popular el demagogo cumple una premisa elemental: decirle a la gente lo que quiere oír. Que en USA hay un buen segmento de la sociedad que no quiere inmigración, no quiere un Estado inmiscuido en asuntos privados y desean tener armas, pues va Trump y les rebuzna lo que quieren. Que en España hay un estrato acostumbrado a un Estado sobreprotector, al subsidio, a mejor todos pobres que no algunos ricos, pues va Iglesias y esgrime sus bobadas a quien pueda interesar. Es la idiosincrasia del país y su historia reciente lo que determina el auge de un populismo derechista (Austria, Francia, Holanda) o de izquierda (España, Italia, Grecia).

Dentro de la masa seguidora hay de todo: los que se acogen por sentir protección, lo que se resignan por miedo a la exclusión, los que apoyan el movimiento más por contrariar al grupo opuesto que no por convicción y, por supuesto, están los ciegos acólitos, fanáticos y activistas, en quienes descansa buena parte del éxito del movimiento. En este último grupo están los ideólogos, los que dan discursos y azuzan a la masa, y también están sus ejecutores, habitualmente impensantes violentos (como claros ejemplos están los sindicaleros Bódalo del SAT o Garganté de la CUP). Habría que destacar las hordas que actúan en las redes sociales, mamporreros digitales de fe ciega en su causa.

Hay aún un cuarto patrón que se repite periódicamente: la escalada de movimientos extremistas de distinto signo que pugnan entre ellos a ver quien la hace más gorda y así hasta que la cosa toma una dimensión colosal y sobreviene un cataclismo que jode a todo el mundo. Pandillas violentas anti-fascistas y neofascistas, movimientos okupas, antisistemas de todo tipo, yihadistas, nacionalistas radicales diversos, hooligans deportivos (¿alguien recuerda una Eurocopa más violenta que ésta de Francia?). La anticivilización vence cuando la sensatez escasea.

En la segunda parte abordaré los dos aspectos que más me revientan del miserable demagogo y su mediocre legión podemita: el uso que hizo y hace de mi finada patria, Venezuela, y el insultante velo de intelectualidad de origen universitario con que se presentan los cabecillas de tal banda de facinerosos.