Selección de imágenes para PowerPoint

Acojona que el ponente no tenga vergüenza para ahorrarnos una proyección de fotos pixeladas, fusiladas de internet sin misericordia, o pilladas de libros sin buen contraste ni legibilidad. Escucho a uno sentado detrás que murmura: “¡Pero si ese caso es mío! ¿De dónde ha sacado este impresentable mis fotos?” Estas cosas deben evitarse al hacer una presentación seria para una conferencia. Aquí dejo unas diapos que ilustran cómo seleccionar imágenes para presentaciones en PowerPoint:

 

Refiriéndose a imágenes, se llama resolución a la mínima separación que puede distinguirse entre dos puntos. La cantidad de estos puntos por unidad de superficie determina el nivel de resolución. Habitualmente se usan medidas anglosajonas por pulgada, bien sea en puntos por pulgada (dots per inch, dpi) cuando se trata de impresión en papel, o de píxeles por pulgada (ppi) cuando se trata de imagen digital en pantalla. En castellano ocurre que ppp significa tanto punto como pixel por pulgada, lo que se genera confusión, aunque para hacer PowerPiont no nos afecta. Mientras más dpi o ppi o ppp tenga una imagen mejor será su resolución.

Al preparar ilustraciones trabajamos básicamente con cuatro niveles de resolución: 300 ppp para impresión óptima en impresoras profesionales, 150 ppp para impresión de calidad relativamente buena en la impresora de casa, 96 ppp para impresión regulera doméstica o visualización en pantalla con buena calidad, y 72 ppp que es el estándar de visualización de imágenes en pantalla. El común de imágenes que flotan en internet están en esta resolución y por ello no suelen quedar bien al imprimirlas a menos que sean muy grandes.

Como PowerPoint trabaja proyectado en pantalla basta usar una resolución de 72 ppp cuando se elabora una ilustración, aunque yo particularmente prefiero prepararlas a 150 ppp, lo que me da mayor rango para escalar sin pérdida de calidad.

Sin embargo, cuando se habla de resolución de pantalla la cosa cambia: ya no se habla de píxeles por pulgada, sino que se expresa como las dimensiones totales en ancho y alto de la pantalla medidas en píxeles. Por ejemplo, mi pantalla está a 1440×900 px. Las resoluciones más frecuentes para monitor son 1024×768 y 1280×800 px. Obviamente, los notebooks, tablets y smartphones tienen otras medidas. Para saber la resolución de nuestra pantalla en windows basta hacer clic con botón derecho sobre el escritorio y se despliega un menú con la opción “Resolución de pantalla”. ¿Y los proyectores? Básicamente usan resoluciones similares a las de los monitores, así que aunque se proyecte en tamaño cine la resolución no será muy diferente a la de la pantalla del PC.

bannerpresentaciones

Ahora bien, para decidir si una imagen tiene buen tamaño para nuestra presentación hay que relacionarla con la resolución de la pantalla donde se proyectará. Si tomamos una imagen de 300×150 px, por ejemplo, y pretendemos ponerla a tamaño de pantalla completa obtendremos un churro pixelado de vómito y convulsión.  Para usar imágenes sangradas a margen (que ocupan toda la pantalla o página) se necesitan imágenes superiores a 800×600 px, lo más similar a la resolución de nuestra pantalla.  Las imágenes de menor tamaño no deberían escalarse a mayor tamaño para que no pierdan calidad.

Como que somos profesionales serios con título universitario, lo suyo es que la mayoría de las imágenes clínicas que usemos en una conferencia sean de nuestra propia cosecha o cedidas por colegas próximos. Si vas a hablar de tratamiento de la sarna y todas las fotos son bajadas de internet, una de dos: o no sueles ver pacientes con sarna (¿entonces pa qué hablas, chatín?) o no has tenido suficiente interés en hacer un banco propio de imágenes clínicas.

La siguiente fuente de la que hay que echar mano son las imágenes publicadas en revistas y textos científicos. Actualmente se pueden tener los artículos en pdf y es fácil extraer las imágenes de allí, pero de nuevo hay que vigilar la resolución que tienen. Y por último están los bancos de imágenes de internet y los buscadores tipo Google Images, donde es fácil determinar el tamaño en px de las fotos e incluso filtrar la búsqueda por tamaño, color y otros atributos.

Siempre hay que tener elegancia a la hora de usar imágenes ajenas. Si son de un colega, agradecerlo y darle el crédito que le corresponde, si son de bibliografía o de internet hay que especificar el origen. Y cuidadín con la protección de derechos de autor y royalties, en especial si la presentación va a rular por la red.

Anuncios

3 comentarios en “Selección de imágenes para PowerPoint

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s