¿Diapositivas 4:3 o 16:9?

Esta discusión ya se tuvo hace una década cuando comenzaron a salir las pantallas panorámicas de TV y ordenador. Entonces la típica pregunta que se hacía al experto/enteradillo era: “¿me compro una tele normal o una 16:9?”

Por fortuna ya se ha estandarizado la pantalla panorámica en cine, TV, monitor RGB y en producción de películas, vídeos y programas televisivos. Sin embargo, en PowerPoint sigue la rémora del formato antiguo 4:3 y también, lo que es más relevante, en el común de pantallas y sistemas de proyección. Incluso Slideshare usa el obsoleto 4:3 en sus ventanas de presentación.

Como sabréis, lo de 4:3 y 16:9 es la relación entre el ancho y el alto de la pantalla. El formato 4:3 era el tradicional hasta hace pocos años, se trata de una pantalla más cuadrada, con menos extensión horizontal. El formato 16:9 es más amplio, por lo que se llama “panorámico” o “widescreen”. Permite aprovechar más superficie de proyección ya que nuestro sistema visual está adaptado para explorar el campo de visión con más eficiencia en sentido horizontal. Tenemos mayor recorrido oculomotor y mayor amplitud de fusión binocular en horizontal que en vertical. Supongo que por ello la mayoría de las culturas escriben y leen usando líneas horizontales.

Disponer de una superficie más ancha permite hacer diseños de diapositivas más relajados, con menos apelotonamiento de texto e imagen. También la proyección de vídeo resulta más agradable con este formato. En PowerPoint se puede elegir la proporción de la presentación en el menú “Configurar página” de la pestaña “Diseño”. En el cuadro de diálogo de “Configurar página” veremos un desplegable con varias opciones de tamaño y proporción: las tres primeras indican “Presentación en pantalla” con los formatos 4:3, 16:9 y 16:10. Estos dos últimos son panorámicos. Según Microsoft el Office a partir de 2013 tendrá como formato predeterminado el widescreen (ver nota oficial). ¡Por fin!

Vale la pena seleccionar el formato deseado cuando se comienza el nuevo archivo de PowerPoint, ya que cambiarlo a medio trabajo, o bien reconvertir una presentación antigua a formato panorámico, puede descuadrar el diseño de las diapositivas y estirar las imágenes en sentido horizontal, dándoles un aspecto achatado bastante chocante. Recomponer estas imágenes distorsionadas implica un extra de trabajo aburridísimo.

bannerpresentacionesAhora bien, la principal consideración para elegir el formato debe ser dónde va a proyectarse la presentación, pues si el auditorio tiene una clásica pantalla de proyección para formato antiguo o dudamos de la posibilidad de manipular la configuración del proyector, entonces lo más sano es optar por unas diapos 4:3. Proyectar una presentación 16:9 en una superficie no panorámica obliga a reducir el tamaño de la proyección y el resultado al final es peor.

Afortunadamente algunas sociedades científicas de importancia ya sugieren adoptar el formato widescreen para todas las presentaciones de sus congresos. Por ejemplo la American Academy of Ophthalmology da indicaciones precisas, incluyendo el formato y la resolución de pantalla, para realizar presentaciones en su meeting. Es una actitud digna de imitar por parte de los organizadores de reuniones científicas.

He aquí una demostración hecha en casa del uso del formato 16:9 para presentaciones de PowerPoint:

Anuncios

2 comentarios en “¿Diapositivas 4:3 o 16:9?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s