Epónimos: Albrecht von Haller

Dr. Albrecht von Haller (www.albrecht-von-haller.ch)

Uno de los culos más inquietos de la historia intelectual de Occidente, prolífico y polifacético, de esos que logran hacerlo sentir a uno miserablemente mediocre. El profesor suizo Haller (1708-1777) fue médico y destacado investigador en Anatomía, Embriología y Botánica, escaló un paso más en la investigación para experimentar sobre el funcionamiento de los órganos, por lo que se considera padre de la moderna Fisiología, ahí es na, pero también fue empedernido escritor enciclopédico, poeta, novelista y hasta político.

Había comenzado a escribir la reseña biográfica de este monstruo, pero aun resumiendo mucho ya iba por cuatro páginas de Word. Así que a cascarla, haré una concisa sinopsis.

Infancia:

  • Victor Albrecht Haller nació en Berna (Suiza) el 16 de octubre de 1708 en una familia relativamente humilde pero respetable.
  • Tuvo mala salud de niño, por lo que se quedaba en casa estudiando.
  • A los 10 años toreaba la filología hebrea y caldea, y a los 15 traducía en verso a Horacio y Virgilio (para que después nos llamen frikies a algunos…)

Estudios:

  • Comenzó a estudiar Medicina a los 15 años en la Universidad de Tübingen (Alemania) y dos años después se cambió a Leiden (Holanda)
  • Se graduó en 4 años, tesis doctoral incluida.
  • Los dos años siguientes los dedicó a una tournée universitaria por Londres, Oxford, París, Estrasburgo y Basilea.
  • Entre sus profesores tuvo ni más ni menos que a Herman Boerhaave (sí, el del síndrome), Jakob Winslow (sí, el del hiato), James Douglas (sí, el del fondo de saco) y al matemático Johann Bernoulli (el padre de Daniel, el del principio de Bernoulli que estudiamos en hemodinamia).

Carrera profesional:

  • Entre 1729 y 1736 trabajó de médico en Berna. Allí abrió un teatro anatómico y estudió la botánica alpina a saco.
  • En 1736 Jorge II, rey inglés y a la vez príncipe elector de Hannover, lo ficha para su recién estrenada Universidad de Göttingen, donde Haller es el amo de la Facultad de Medicina y donde trabajó los siguientes 17 años.
  • Allí recibió honores de la Royal Society de Londres y recibió título nobiliario (desde entonces fue von Haller).
  • Sorpresivamente abandonó su cátedra en Göttingen en 1753, no se sabe bien el motivo.
  • Regresó a su natal Berna a ejercer trabajos más modestos, incluso de tipo político-administrativos.
  • Murió en Berna el 12 de diciembre de 1777, obeso perdido.

Anatomista:

  • Fue disector y docente habitual de Anatomía.
  • Mejoró la técnica de inyección vascular con sebo, lo que le permitió excelentes descripciones angiológicas.
  • Publicó seis volúmenes de Iconum anatomicarum, con ilustraciones tan interesantes como para dedicarles un futuro post. Y otros 7 volúmenes de las Disputationes anatomicae.
  • Epónimos de oftalmo: círculo de Zinn-Haller (ramas de las arterias ciliares cortas posteriores que perforan la esclera y se anastomosan alrededor del nervio óptico), membrana de Haller (capa de grandes vasos coroideos, entre la coriocapilar y la lámina fusca), túnica vascular de Haller (la úvea, mismamente), celda de Haller (celdilla etmoidal infrecuente ubicada bajo el nivel del suelo orbitario). También introdujo el término campo visual.
Círculo de Zinn-Haller. Vista posterior de la órbita, corte coronal por el ecuador del globo, conservando el polo posterior. Clic para aumentar.

Círculo de Zinn-Haller. Vista posterior de la órbita, corte coronal a nivel del ecuador del globo, conservando el polo posterior. Original de Ilustración Médica. (Clic para aumentar)

  • Epónimos de neuro: asa de Haller (anastomosis del facial con el glosofaríngeo justo al emerger éstos en la base del cráneo), cinta de Haller (engrosamiento en la cara anterior de la duramadre raquídea), plexo vascular de Haller (plexo coroides del 3º ventrículo), plexo faríngeo de Haller (fibras simpáticas sobre los constrictores de la faringe), unguis de Haller (prominencia en el cuerno occipital del ventrículo lateral correspondiente a la invaginación de la cisura calcarina, llamada calcar avis, hipocampo menor o espolón de Morand).
  • Epónimos de vascular: trípode de Haller (nombre alternativo del tronco celíaco), seno de Haller (o seno oblicuo, fondo de saco posterior del pericardio, detrás de la aurícula izquierda), círculo calloso de Haller (tejido fibroso donde se anclan las válvulas aurículo-ventriculares), istmo de Haller (surco aurículo-ventricular embrionario), también hay algunas arterias “de Haller” en el páncreas y otros lugares.
Red venosa de Haller: plexo periareolar, más desarrollado durante el embarazo y la lactancia.

Red venosa de Haller: plexo periareolar, más desarrollado durante el embarazo y la lactancia.

  • Epónimos de pelotas: el testículo mereció la atención del profesor y aquí describió la rete testis de Haller (red de conductillos del dorso testicular, intermedios entre los túbulos seminíferos y el epidídimo), cono eferente de Haller (cabeza del epidídimo), conductos aberrantes de Haller (túbulos ciegos de la maraña epididimaria).
  • Epónimos de gine: red venosa de Haller (plexo de venas periareolares de la mama femenina), hernia de Haller (infrecuente, a través del suelo pélvico).
  • Hay otro puñado de epónimos, pero ya paso.

Fisiólogo:

  • Acuñó el término anatomía animata para referirse al estudio de la función de los órganos, es decir, de la fisiología.
  • Estableció los términos de sensibilidad e irritabilidad aplicados a los tejidos muscular y nervioso (De humani corporis partibus sensilibus et irritabilibus, 1753).
  • Estudió la mecánica respiratoria y la circulación coronaria, entre otras cositas.
  • Publicó Elementa physiologiae corporis humani en 1760, 8 volúmenes, su tratado más relevante en este campo.

Botánico:

  • Catalogó infinidad de especies de la flora alpina, sobre todo suiza, pero también de otros rincones del mundo.
  • Fundó un jardín botánico en Göttingen.
  • Discrepó con Linneo sobre el sistema de clasificación de plantas, creándose uno propio.
  • Un género de plantas tropicales de Madagascar se llama Halleria en su honor.

Otras obras:

  • Publicó una extensísima obra enciclopédica en 10 tomos, recopilación de 52.000 artículos, llamada Bibliotheca con secciones dedicadas a Cirugía, Anatomía y Botánica.
  • Otros 11 tomos de Artis medicinae príncipes, dedicados a biografías y comentarios de los clásicos, desde Hipócrates.
  • Como le quedaba tiempo libre fundó la revista mensual Göttingische gelehrte anzeiger, donde publicó unas 10.000 reseñas.
  • Se conservan unas 17.000 cartas suyas, uf.
  • Escribía poesía desde niño y algunos poemas de su juventud ganaron fama. A medida que se metió en ciencias se apartó de la literatura (decía “un poema hace feliz un cuarto de hora, pero la Medicina ayuda a mejorar la vida) pero en su último tramo vital en Berna retomó la poesía y la novela.

Resbalones:

  • No todo podían ser aciertos en tan vasta carrera. He aquí un par de sus más llamativos errores.
  • Preformacionista: apoyó la idea de que el ser humano estaba totalmente formado en miniatura dentro del espermatozoo, y tras la fecundación lo que hacía era crecer y madurar, en contraposición con la teoría epigenética que postulaba la embriogénesis de los órganos a partir de células no diferenciadas, como pasa en realidad.
  • Eritrocitos: rebatió la descripción del mismísimo van Leewenhoek sobre la forma arrosquillada de los eritrocitos. Haller argüía que necesariamente tenían que ser esféricos para soportar la fricción durante la circulación. También decía que esta fricción de la sangre circulante era la causante de la temperatura corporal.
  • Parece que tenía una personalidad un tanto difícil. Sufría migrañas y se enganchó al opio, pero en vez de acabar yonki aprovechó para escribir un libro sobre el efecto del opio.

Bueno, ya quedan hechos los honores al profesor Haller, auténtico gigante de la ciencia del siglo de las luces y auténtico adicto a la escritura.

Referencias:

  1. Frixione E. Albrecht von Haller (1708-1777). J Neurol. 2006;253:26.
  2. Peiper HJ. Albrecht von Haller. Der Chirurg. 2008;79:486.
  3. Eichberg S. Constituting the human via the animal in eighteenth-century experimental neurophysiology: Albrecht von Haller’s sensibility trials. Medizinhist J. 2009;44:274.
  4. Noguera Paláu JJ. Albrecht von Haller (Berna, 1708 – Berna, 1777). Arch Soc Esp Oftalmol. 2010;85:88.
Anuncios

2 comentarios en “Epónimos: Albrecht von Haller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s