Mi problema con SlideShare

Pues sí, tengo varios problemas con SlideShare, pero en general con las plataformas de difusión online de presentaciones con diapositivas, sea SlideServe, SlideRocket, Calaméo, Scribd, el infausto Prezi u otras tantas.

Ya asomé en otro post que SlideShare usa un estándar 4:3 que estorba para colgar presentaciones en widescreen y que la conversión a flash hace perder calidad de las imágenes. A estos defectos técnicos hay que sumar la limitación de animaciones y la imposibilidad de incrustar fuentes, con lo que si no se tiene precaución las diapos subidas aparecen con una tipografía mierder sustitutiva que descuadra la composición y con pérdida de efectos visuales o aparición de elementos solapados por ausencia de la animación programada.

Actualización (julio. 2014): SlideShare ya acepta formato widescreen, para regocijo de los diseñadores. Persisten las dificultades en cuanto tipografías, animaciones y, sobre todo, el nivel mediocrillo de conversión.

bannerpresentaciones

Sin embargo, la principal objeción que hago a los sistemas de difusión de presentaciones es que legitiman las presentaciones con diapositivas como un fin en sí mismas, más allá de ser un material de apoyo para el orador. Para decirlo claramente, una presentación bien hecha no sirve de nada sin el orador que la expone.

Una presentación adecuada apenas contiene palabras clave, frases escuetas que conceptúan elementos centrales de la exposición y las imágenes demostrativas del tema. Colgar eso en internet sin una voz que lo explique hace perder gran parte del sentido de la presentación, y lo que en vivo resulta una exposición excelente, en SlideShare pasa a ser un boñigo inconexo y deficitario.

En cambio, un powerpoint pésimo, lleno de datos y texto, atiborrado de información, que compite con el orador por la atención del auditorio y que resulta infumable para cualquier oyente normal, pues resulta que visto online parece más comprensible y completo. Esto por lástima contribuye al mito falaz de que unas diapos buenas tienen que rebosar de información, requieren contener todo lo que uno va a decir. Todo lo contrario de lo deseable.

Me da cosita cuando acabo una conferencia y algún asistente se acerca pidiéndome las diapos. No sé cómo soslayarlo sin quedar como un cretino que no quiere compartir el material. La verdad es que tampoco hace gracia ceder a cualquiera el trabajón que se ha tomado uno para hacer la conferencia, pero sobre todo dudo que el incauto solicitante pueda sacar el partido que espera a unos esquemas con cuatro flechas y poco más.

Otra cosa es hacer presentaciones expresamente para compartirlas por la web, tomando en cuenta las peculiaridades del sistema. Personalmente usaré estas plataformas con dos finalidades: colgar pequeñas cápsulas didácticas sobre temas muy concretos (insertadas además dentro de un post de este blog que hace de texto explicativo) y como muestrario “comercial” de presentaciones diseñadas en Ilustración Médica, enseñando el género.

Me parece, sin embargo, que si se desea compartir material sobre algún tema es preferible usar otro formato, por ejemplo documentos en pdf, o vídeos en youtube o vimeo,  o bien presentaciones con voz como en myBrainshark o AuthorStream.

Collage de diapositivas de mal gusto (me disculpo ante sus autores, pero es lo que hay)

Collage de diapositivas de mal gusto extraídas de SlideShare (me disculpo ante sus autores, pero es lo que hay)

Pero como a todo se le puede sacar su lado bueno, estos supermercados de presentaciones permiten fisgar en miles de diapositivas y hacer un ejercicio crítico de las mismas. Aun hallando algunos buenos trabajos, el grueso de lo que hay colgado sirve de ejemplo de diseños defectuosos, ausencia de criterio comunicativo y estética de localización perianal. El que quiera ejercitarse puede tomar diapos de esta estofa y plantearse “cómo las puedo hacer mejor yo”.

Actualización (julio, 2014): hay un par de cosas buenas que he ido viendo en SlideShare, la primera es su aplicación para tablets, que curiosamente da una calidad de imagen de las presentaciones más decente que en pantalla de ordenador (o me da esa impresión), y segundo, las presentaciones recomendadas en la página de inicio suelen estar muy bien diseñadas y sirven como ejemplo de buen criterio. Eso sí, son 99,9% sobre temas de marketing, empresa, redes 2.0, user experience y cosas así; raramente se cuela alguna sobre temas científicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s