Cosas a evitar en una presentación: gráficas 3D

gráfico barras 3D

Esto que parece el ‘skyline’ de Manhattan pretende ser un gráfico de datos, pero es una sambumbia ininteligible. Entre sus muchos defectos destaca el formato en 3D que produce superposición de series y exceso de ruido visual. Vía www.sshep.com.

Una de las cutreces a las que nos ha conducido la suite Office de Microsoft, a través de sus plantillas y flujos de trabajo «por defecto», es a utilizar gráficas con efectos 3D como un estándar habitual para mostrar nuestros datos en las comunicaciones escritas y orales.

En los años 90 quedaba modernísimo usar estos gráficos tridimensionales, con columnas, barras y sectores sesgados en el espacio, que parecían espectaculares y superprofesionales, más si se comparaban con los gráficos dibujados a tinta o mediante algún primitivo programa en MS-DOS. Vale la pena recordar que hasta la difusión de las suites ofimáticas los investigadores tenían que fabricar sus gráficos a mano o recurrir a un dibujante si querían un resultado óptimo.

En los journals del s.XIX y primera mitad del s.XX era mucho más frecuente presentar resultados en forma de tablas que como gráficos, supongo que debido a la limitación para elaborar e imprimir estos últimos, pues equivalían a una ilustración.

jhgjhgjhjhg

ddd Ejemplos de gráficas de la era anterior a las suites ofimáticas. Arriba, humilde gráfico hecho a mano en un artículo de Banting y Best de 1923 (ver aquí). Abajo un gráfico de dibujante en una publicación de 1960 de Björk y Svensson (aquí).

Actualmente hay abundante software para realización de gráficos de datos, no solo los domésticos Excel de Microsoft y Numbers de Apple, sino aplicaciones profesionales asociadas o no a software de estadística, tipo SPSS. Estas herramientas permiten a cualquiera hacer sus gráficas controlando todos los detalles de proyección, colores, formato de líneas, etc.

Mucho es lo que puede fallar al hacer un gráfico: selección del tipo de gráfico, mal procesamiento de datos, escalas inapropiadas o cortes arbitrarios en los ejes, demasiadas líneas divisorias, signos o colores confusos, rótulos ilegibles o mal posicionados, etc.

También el uso de efectos tridimensionales acarrea problemas en los gráficos por dos motivos: sesgo de percepción y ruido visual en su diseño. Os dejo unas pocas diapositivas de ejemplo sobre este tema, disponibles en Calameo  y AuthorStream (ambos con mejor resolución) y en SlideShare:

La distorsión de los datos en las gráficas 3D

El meollo del asunto está en la perspectiva. Cuando los ejes de datos no están en el plano frontal del espectador, los elementos que quedan más alejados se apreciarán necesariamente como más pequeños, cosa que puede sesgar francamente la interpretación de los datos. Nuestro cerebro tiene capacidad para corregir parcialmente el efecto de la perspectiva sobre el tamaño, pero tal corrección dista mucho de la exactitud, de modo que la ilusión óptica derivada de un gráfico en perspectiva tiende a falsear la percepción de los datos.

Esto es especialmente sangrante para los gráficos de sectores, donde la representación del círculo como una moneda tumbada distorsiona muy sensiblemente la apreciación del área de los sectores, efecto tanto más acentuado cuanto más acostado está el gráfico. En general fallamos más estimando áreas que estimando longitudes, y eso hay que tenerlo en cuenta en el momento de escoger el tipo de gráfico para nuestros datos.

Otro problema surge cuando en un gráfico de columnas con múltiples series se colocan unas series delante de otras y se muestra una vista inclinada del gráfico para que todas las series sean (teóricamente) visibles. Sin embargo no es raro que ocurra superposición de columnas pequeñas detrás de otras grandes. La mayoría de las veces este tipo de figuras son más complejas de lo necesario y su interpretación más difícil.

bannerpresentaciones

Adornos 3D innecesarios

La otra consideración es sobre la cantidad de elementos gráficos superfluos que llegan a acumular los gráficos con efectos 3D y que en nada contribuyen a la mejor comprensión de la información presentada. Que una barra sea un paralelepípedo en vez de un paralelogramo no hace al gráfico más efectivo. Igual que las barras en forma de cilindro o de cono. El 3D introduce en la figura aristas y caras adicionales, degradados y sombreados que no ayudan a interpretar los datos sino que incluso pueden entorpecerlos.

Ya hemos hablado aquí del ruido visual en el diseño gráfico: cualquier elemento visual que no contribuya en la comunicación del mensaje es ruido potencial. En esta categoría ruidosa entran los efectos 3D en las gráficas científicas. Por norma, lo que no comunica, molesta.

También por norma (o recomendación) deberíamos decantarnos por los gráficos sencillos y limpios en 2D. Basta observar las figuras en la mayoría de los journals serios y de prestigio: gráficos en blanco y negro o discreto esquema cromático, rótulos y símbolos claros, sin líneas divisorias de más y, sobre todo, sin decoración 3D. Por el contrario, en publicaciones con menos solera (donde por lástima hay que incluir muchas revistas locales de nuestro medio), se nota la manufactura Excel-cutremierder que no inspira mucha confianza.

El problema más que en Excel está en usar el gráfico tal y como sale de Excel. Todos los parámetros del gráfico se pueden formatear para mejorar el aspecto y darle un acabado profesional en vez de escolar. Numbers de Apple tiene un grafismo más fino que queda muy bien en presentaciones, pero también conviene darle formato. Hay que dejar claro que tanto en Excel como en Numbers la opción de gráficas en 3D es elección absoluta del propio usuario.

¿Digo con esto que usar representación de datos en 3D es anatema? Todo tiene su lugar, eventualmente se pueden usar estos efectos y otros más llamativos aún, como cuando se hacen infografías creativas, o cuando se exponen datos ya conocidos o consolidados. Pero no es recomendable usarlos en la presentación de datos originales de una investigación (menos aún si es en un artículo impreso) y, en general, para la mayoría de comunicaciones científicas.

Como mencioné antes, existen diversos softwares profesionales para obtener gráficas científicas; me gusta el cómodo y completo GraphPad Prism (nada barato, por cierto).

Anuncios

Un comentario en “Cosas a evitar en una presentación: gráficas 3D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s